Care “Cardiac Anomaly Smart Early Detection System”

En el mercado existen una gran variedad de dispositivos capaces de medir la actividad cardiaca del usuario en tiempo real, los cuales pueden agruparse en dos categorías:
Aquellos equipos utilizados en hospitales por el personal médico en centros hospitalario para la detección de anomalías cardiacas, y por otro lado, aquellos dispositivos portátiles diseñados para ser utilizados en el ámbito deportivo o para la monitorización desde casa.

Este proyecto se ha centrado en el proceso de diseño e implementación de un Smart Holter que solventa la problemática actual de los sistemas de monitorización portátiles presentes en el mercado, al tiempo que describe las soluciones tecnológicas adoptadas con el fin de servir de base para el desarrollo de nuevos equipos.

El Smart Holter tiene capacidad de registrar de forma simultánea hasta un máximo de seis derivaciones cardiacas seleccionables por el usuario, así como la adquisición de hasta diez parámetros físicos configurables mediante el conexionado de sensores analógicos externos, con el fin de conocer los cambios físicos que se producen antes y durante alguna patología.

Las pruebas de rendimiento del algoritmo han demostrado una alta tasa de éxito en la detección de las principales anomalías cardiacas, sin embargo, a pesar de poder registrar un total de seis derivaciones cardiacas, el algoritmo desarrollado sólo hace uso de tres de ellas para las labores de detección, las cuales han permitido lograr una alta tasa de detecciones con éxito. Sin embargo, la inclusión de la totalidad de derivaciones soportadas por el Smart Holter, como de los datos procedentes de los sensores externos configurables, aún está pendiente de desarrollo.